Estamos en el futuro

BTTF2Llegó el 21 Oct 2015, o como me gusta escribir la fecha desde niño cuando vi Back to the Future: Oct. 21, 2015. Esta es sin dudarlo mi película favorita y cuando mi abuela llegó a la celebración de mi sexta vuelta en torno al Sol con un modelo a escala de un diseño futurista de un BMW deportivo de color gris y cuyas puertas se abrían como el DeLorean no tardé en transformarlo agregando un Mr. Fusion, condesador de flujo y hasta ruedas que rotaban 90° para la configuración de vuelo. En tiempos pre-internet, la única forma de obtener los detalles del interior y exterior del DeLorean era gracias a una versión en VHS de la trilogía, pausar, dibujar y repetir tantas veces como fuese necesario. En mis años de enseñanza básica construí también un modelo de la plaza y la Torre del Reloj, con pararrayos incluído el que conectaba directamente a una de las salidas de los 220V del enchufe (algo muy peligroso, no recomiendo hacerlo). Del pararrayos salía un cable que llegaba hasta una conexión sobre la calle similar al mostrado en Back to the Future I. La otra salida de los 220V iba conectada a la calle, donde un auto de juguete con un cable cerraba el circuito a través de un gancho de metal. Al hacer contacto el cortocircuito lanzaba chispas y trozos de cable incandescente los que encendían apropiadamente dos líneas de fuego en la calle previamente humedecidas con un perfume de bebé altamente inflamable. Me arriesgué varias veces con esta travesura, una de ellas en mi escuela donde el cortocircuito y el fuego porsterior sacaron aplausos. Eran buenos tiempos aunque una vez más, no recomiendo la arriesgada experiencia recién descrita. Esta película probablemente motivó mi interés por las tormentas eléctricas que en cierto momento me llevó a considerar ciencias atmosféricas como carrera. El fanatismo me llevó también a copiarle otra idea a Doc Brown: tuve un perro llamado Einstein.

El condensador de flujo, la maravilla tecnológica que permitía en viaje en el tiempo en la película desencadenó una de mis grandes aventuras. Pasé muchas tardes en la biblioteca buscando información en libros. Encontré un libro de física general donde leí sobre ciertos artefactos llamados condensadores (esos pequeños y coloridos cilindros en todo circuito electrónico) y en el mismo libro en otra sección se hablaba de flujo magnético. Mi infantil idea fue que si comprendía cómo funcionaba un condensador y qué era el flujo entonces entendería cómo funciona un “condensador de flujo”. Así los días se transformaron en semanas, meses y hasta años leyendo sobre electromagnetismo. Mi fascinación infantil por la física nuclear ahora se complementaba con las ideas de la física del siglo XIX. Olvidando completamente el objetivo inicial, descubrí nuevos héroes como James C. Maxwell y Michael Faraday, aunque mi anhelo de tener un auto radiocontrolado me hizo admirar profundamente a Heinrich Hertz y sus ondas electromagnéticas. EM_heroesAnte la imposibilidad de experimentar con física nuclear, el pequeño microscopio y tubos de ensayo (regalo de mi mamá comprado con un modesto premio de la lotería, sí, eso es suerte) quedaron en un rincón y mi pequeño laboratorio se llenó de cables, luces, baterías y bobinas. Fabriqué un electroscopio (esto sí que lo recomiendo), electroimanes de todos tamaños y formas, y una gran bobina extraída del motor de una lavadora antigua me permitió realizar una versión moderna del experimento de Faraday: encender ampolletas al acercar una bobina a un electroimán fue como un increíble acto de magia. Siguiendo lecturas sobre Ampère y fabricando brújulas artesanales me permitieron verificar cómo corrientes producen campos magnéticos. Varios electrodomésticos en mi casa sufrieron el ataque de mis destornilladores. El interés en Hertz me llevó a construir antenas que instalé en el patio y techo de mi casa.

hallo

mi propio patrón de interferencia

Leyendo sobre ondas electromagnéticas conocí la historia de la luz y la óptica, así realicé el famoso experimento de Young el que al igual que la inducción de Faraday parecía brujería: ¿cómo era posible que al hacer pasar luz por dos pequeñas rendijas se producían franjas de oscuridad?! El experimento de la doble rendija me llevó a la mecánica cuántica y a leer sobre partículas y cómo acelerarlas en aparatos como el ciclotrón; asimismo, leyendo sobre los experimentos de Galileo y Roemer para medir la velocidad de la luz me llevaron a Einstein y la relatividad, E=mc² reapareció llevándome de vuelta a la historia de la bomba atómica que tanto me hizo leer sobre física nuclear.

Aunque antes de ver Back to the Future ya había descubierto mi fascinación por la física, esta película me llevó a conocer el mundo del electromagnetismo de manera práctica, mediante experimentos que podía realizar con los desechos que me conseguía de un técnico que reparaba televisores. Más tarde en mi liceo tuve la suerte de conocer a un profesor de física que me dio acceso a los equipos en el laboratorio por lo que pude aprender jugando sobre otros temas como mecánica, termodinámica, fluidos, óptica y electrostática.
Una de las cosas que siempre me cuestionaba al ver la trilogía una y otra vez en un gastado VHS era qué estaría haciendo el día de la entonces futurista fecha en Back to the Future II, imaginaba qué me contaría ese yo del futuro. Más de 20 años han pasado desde esas tardes viendo la misma película (podía recitar los diálogos de memoria); me alegra bastante mirar hacia el pasado y ver cómo los juegos de la infancia determinaron mi futuro profesional.

Vista desde lo alto de Erice

Vista desde lo alto de Erice esta mañana

Hoy es Miércoles, Octubre 21, 2015 y tengo la respuesta para ese yo del pasado: me encuentro en la isla italiana de Sicilia, en un monasterio milenario convertido en centro científico y cultural llamado Ettore Majorana (en honor a uno de los importantes teóricos en la física de neutrinos) ubicado en lo alto de una montaña llamada Erice. Estoy acá por unos días porque me invitaron a ser parte del equipo que está evaluando un futuro experimento de neutrinos. Al contrario de los grandes experimentos como los que serán galardonados este año con el Premio Nobel, la novedosa idea de este nuevo experimento es usar varios ciclotrones de alta potencia para acelerar partículas que producirán los neutrinos. Además de avances en ingeniería, la tecnología de este proyecto incluye la producción de isótopos con aplicaciones médicas. Yo del pasado, los juegos de la infancia se transformaron en tu profesión, incluyendo duros años de entrenamiento para llegar a completar el anhelado Ph.D. en física. En los últimos años tu investigación te dará la fortuna de visitar grandes laboratorios de física nuclear y de partículas, en 2012 cumplirás uno de tus sueños de visitar Los Alamos y varios lugares relevantes en la historia de la bomba atómica, además de conocer y colaborar con brillantes físicos y físicas. Además pasarás unos años en Karlsruhe, Alemania, trabajando en el mismo instituto donde Heinrich Hertz descubrió las ondas electromagnéticas y el efecto fotoeléctrico. Caminarás todos los días rumbo a tu oficina frente al laboratorio de Hertz, lo que te sacará una sonrisa cada mañana. Ahora me pregunto qué historias me contaría mi yo de 2035. El título de este comentario está tomado de la reacción de Marty:

Acerca de Jorge Diaz

Jorge es Investigador Postdoctoral en el Karlsruher Institut für Technologie, Alemania. Se dedica a la Astrofísica de Partículas estudiando neutrinos, rayos cósmicos y fotones de alta energía. Obtuvo su Ph.D. en Física de Partículas en Indiana University, Estados Unidos. En Twitter: @jsdiaz_
Esta entrada fue publicada en Comentario. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s