Un segundo extra el 30 de Junio

El 30 de Junio será el día más largo del año 2015. Literalmente, este día tendrá un segundo extra. En términos astronómicos, el llamado día solar corresponde al tiempo de rotación que toma a la Tierra de tal manera que el Sol aparece en la misma dirección en el cielo. Esto es lo que llamamos comúnmente día y tiene una duración de 24 horas. Es importante mencionar que la Tierra demora 23 horas y 56 minutos en completar una rotación en torno a su eje, esto se llama día sideral. Aunque tiene poco uso cotidiano, es la medida de tiempo fundamental para astrónomos y físicos ya que indica cómo rota nuestro planeta con respecto a las estrellas lejanas en vez del Sol.

Volviendo al día solar, éste se define en términos de la rotación terrestre, sin embargo esta rotación no es perfecta. Por ejemplo, debido a las mareas producidas por la influencia gravitatora del Sol y la Luna, la velocidad de rotación terrestre disminuye lentamente, por esto en vez de 24 horas = 86400 segundos, la Tierra completa un día solar en 86400.002 segundos (en promedio). La diferencia es muy pequeña, sólo dos milésimas de segundo al año, sin embargo con el pasar de los años esta pequeña diferencia se acumula. Además otros efectos contribuyen a cambios en el tiempo de rotación terrestre en varios milésimas de segundo, incluyendo fenómenos atmosféricos, variaciones estacionales del tiempo meteorológico, variaciones producidas por el fenómenos climáticos como El Niño, cambios en la dinámica interna de la Tierra, etc.

En nuestro mundo moderno, computadores y servidores en todo el planeta no pueden usar una medida de tiempo tan variable por lo que modernos relojes atómicos permiten una medida confiable y precisa del tiempo. Cuando los cambios en el día solar se acumulan lo suficiente como para sumar un segundo, los relojes atómicos del mundo deben ser recalibrados para compensar este cambio y así mantenerlos sincronizados con el día solar medio. Esto lo que ocurre este 30 de Junio, cuando el segundo posterior a las 23:59:59 no será 00:00:00 del 1 de Julio, sino que las 23:59:60 del 30 de Junio. Este momento en el que el segundero de los relojes atómicos cambian a un :60 en vez de volver a :00 no es tan inusual. En lo que va del siglo XXI, ha sido implementado también el 30 de Junio de 2012, el 31 de Diciembre de 2008, y el 31 de Diciembre de 2005. De la misma manera, en el siglo pasado fue implementado 22 veces desde 1972.

Este segundo extra en el reloj es parecido a lo que ocurre con los años bisiestos, en los que un día se agrega al calendario ya que nuestro planeta completa una órbita en torno al Sol en 365 días, 6 horas y 9 minutos. Por esto cada 4 años (aproximadamente), las algo más de 6 horas de diferencia se acumulan para sumar un nuevo día al calendario.

Acerca de Jorge Diaz

Jorge es Investigador Postdoctoral en el Karlsruher Institut für Technologie, Alemania. Se dedica a la Astrofísica de Partículas estudiando neutrinos, rayos cósmicos y fotones de alta energía. Obtuvo su Ph.D. en Física de Partículas en Indiana University, Estados Unidos. En Twitter: @jsdiaz_
Esta entrada fue publicada en Astronomía, Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un segundo extra el 30 de Junio

  1. Pingback: Un segundo extra el 30 de Junio | Physics educa...

  2. Interesante saber de estas cosas. Gracias Jorge, saludos!

  3. te agradezco tu atención por hacernos saber (a los mas) o recordar (a los menos) estas perlitas que nunca estarán de mas en nuestro vivir cotidiano.- Sobre todo por la claridez de tus explicaciones.-
    Saludos y gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s